miércoles, 24 de mayo de 2017

El señor del tiempo.




El señor del tiempo
vino a mi encuentro
cruzando galaxias
y agujeros negros
para llegar hasta mí
tejiendo un sueño perfecto
donde mi vida se convirtió
en una aventura que durará
más allá del espacio y el tiempo.








lunes, 22 de mayo de 2017

Melodía.




Melodía armoniosa
la que acompaña sus palabras
melodía que encandila mi corazón
melodía que me muestra
un mundo diferente
donde solo existe
el lado positivo de la vida.





sábado, 20 de mayo de 2017

Horas.



Fueron horas, solo hizo falta unas pocas horas juntos 
para cambiar nuestras vidas, nuestros destinos
horas de bailes de cuerpos y almas
de conversaciones al oído susurradas
horas que parecieron segundos
pero que fueron más importantes que años vacíos.











jueves, 18 de mayo de 2017

Ciudad de piedra.




Bocanada de aire fresco intentando penetrar
la densa atmósfera de la ciudad de piedra
aclarando su cielo ennegrecido
trayendo una brisa con aroma a cambio
que se niega a aceptar la ciudad anclada
en el tiempo más antigua que el universo,
algunos llevan mucho tiempo esperando los cambios.
Pero un día serán tantos que abrirán el cielo
para dejar entrar los vientos de cambios
llenando sus viejas calles de aire fresco.




martes, 16 de mayo de 2017

Madrid, siempre Madrid. #Madrid


Encontré recuerdos de una vida pasada
entre sus calles y la esencia de sus gentes
que trae a mi vida recuerdos tan nítidos
como si hubieran acabado de ocurrir
aunque hace tanto tiempo que ocurrieron
tanto que ni yo, ni Madrid somos los mismos de hoy.



domingo, 14 de mayo de 2017

Mi alma.


Mi alma tanto creció
que le salieron alas
y mi cuerpo abandonó
solo dejando un tatuaje
como señal
de que yo pertenezco
al aire y al mar
y que debo abandonar la tierra
y alzar el vuelo siguiendo su estela.




viernes, 12 de mayo de 2017

Estela de silencio.


Tras de él
solo quedó
una estela
de silencio
se paró la vida
todo quedó en silencio
a excepción del tictac
del reloj que me advertía
que la vida seguía
y mis sentimientos
vivían y latían
tras su ausencia
pidiendo que siguiera
su estela borrando
de mi vida el silencio.